Montaje de un toldo

Revista Èvoque

¿Necesitas refugiar el patio o el porche de tu casa de la luz directa del Sol? Un toldo es la manera más útil para cubrir la zona del hogar deseada, ya sea un patio interior o exterior, o un porche o los laterales de la vivienda. Si se dispone a colocar un toldo en su vivienda, ello puede suponer una tarea bastante laboriosa, por lo que es más recomendable acudir a un fabricante de toldos especializado.

Según el lugar en el que se montan, suele haber dos tipos de toldos para aplicaciones domésticas. Los más comunes son los que podemos encontrar en los patios interiores de las viviendas, los cuales pretenden cubrir cuando sea necesario toda la superficie del patio. Son muy útiles en verano, ya que aplacan la incidencia del sol y evita que entre más calor en la vivienda.

La ventaja de estos toldos es que permiten ser recogidos en su totalidad, permitiendo obtener mayor o menor iluminación según pasen las oras del día. Además, estos toldos también suelen colocarse bajo cristaleras, sobre todo para regular la luminosidad que penetra por el patio interior.

El otro tipo de toldo más común que encontramos en una vivienda común, es el toldo de exterior, el cual se usa para proveer de sombra a un porche exterior o a una ventana, y que normalmente siguen la línea decoratoria de la fachada.

Este tipo de toldo es el más complicado de montar por un usuario normal, sobre todo por el montaje del automatismo necesario -y la adquisición del mismo-. Constan de un mecanismo que permite recoger o expandir el toldo, que se sostiene sobre la fachada, y gracias a un motor eléctrico o mediante una manivela extensible, permite graduar la superficie a cubrir del toldo, así como la inclinación.

Revista Èvoque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.