Rehabilitación de fachadas y otras muchas cosas

Revista Èvoque

La rehabilitación de fachadas es una actuación muy común dentro de las constructoras más reputadas. Si buscas contratar a la mejor empresa que se adecúe a tus necesidades, cumpla con las expectativas y realice un trabajo impecable, te recomiendo Soluciones Carballal. Hay varias clases de fachada, y la constructora pertinente se encargará de analizar pros y contras para llevar a cabo una rehabilitación de fachadas eficaz. Las fachadas más corrientes son las siguientes:

Fachadas de piedra: son las más antiguas, porque es una técnica que ya no se utiliza muy a menudo. La duración y conservación de la misma depende del tipo de piedra, de su tamaño, textura, etc… pero están pensadas para durar unos cuántos siglos. Para mantener una fachada de piedra, es esencial limpiarla de vez en cuanto con un tratamiento hidrófugo para evitar que microorganismos, humedades y demás elementos se vayan acumulando. Lo normal es hacer esto cada quince o veinte años.

SolucionesC

Las fachadas de ladrillo “cara vista” son las fachadas formadas por un ladrillo especial para su visualización. Tiene un acabado pensado para las fachadas o muros. Dependiendo del tiempo de cocción, de los materiales utilizados a la hora de su fabricación o la calidad del propio ladrillo, la fachada se deteriorará antes o después. Para mantener una fachada de ladrillo, habrá que restaurarla cada treinta años gracias a un tratamiento de impermeabilización del ladrillo. Esta técnica de reparación no suele superar los quince años de conservación, por lo que será necesario repetirla.

Las fachadas de vidrio necesitarán un mantenimiento y limpieza constantes para conservar el brillo del cristal, y su fuerza ante las roturas. El vidrio estructural para fachadas dura bastante, y está unido por una silicona especial. De igual forma, para realizar estos tratamientos y técnicas de conversación de fachadas será necesario contar con una empresa profesional que no solo se dedique a esto, sino que ya haya realizado obras, reformas, restauranciones y rehabilitaciones de fachadas con anterioridad. La antigüedad de una empresa marca la diferencia entre la experiencia y los “novatos”, por llamarlos de alguna manera.

 

Revista Èvoque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.